Hablamos de liderazgo cuando un grupo social o político toma las riendas de un proyecto, se responsabilizan ante los ciudadanos del mismo, y dirigen las políticas adecuadas para la consecución de su programa. Hemos vivido en Rivas más de veinte años de gobierno de izquierda.

Los gobiernos de IU y PSOE recogieron sus frutos, mucho dinero llenó las arcas de nuestro municipio en momentos de bonanza, y el liderazgo que ejercieron correspondía a los usos que hicieron de los múltiples recursos de los que disponían. Lo que queda claro es que el fácil gobernar con la caja llena, así cualquiera, uno puede permitirse el lujo hasta de gastar lo que no tiene.

Hoy en día nos encontramos con que IU ejerce un liderazgo negativo, la crisis les ha pillado desnortados, y sin saber qué rumbo deben de tomar sus políticas, las del día a día, las que tienen que ver con nuestra ciudad, y prefieren una y otra vez enfangar el terreno de juego, pensando en un futuro rédito electoral.

Es un liderazgo negativo el que se aprovecha de situaciones complejas para que pase desapercibida su responsabilidad. Siempre son otros los culpables de la situación a la que hemos llegado, y a falta de imaginación y buenos gestores.

Es liderazgo negativo cuando en vez de responsabilizarse de sus actos y entender que los cambios deben realizarse, prefieren que sean otros los que se mojen; mientras ellos siguen la máxima de “a río revuelto ganancia de pescadores”. Lo es cuando Pleno tras Pleno se hacen mociones más propias del Grupo de IU en la Asamblea de Madrid o en el Congreso de los Diputados, pero sin sentido en nuestro Ayuntamiento, y sobre todo, obviando hablar de lo que realmente interesa: Rivas Vaciamadrid.

Creo que es el momento de caminos positivos, de preocuparnos realmente del municipio por el que hemos sido votados, que trabajemos por el bien de todos los ripenses y que no se dediquen a hacer oposición a la oposición; que sean responsables de sus actos, capaces de construir, sobre todo en momentos de crisis, y no únicamente en destruir y oponerse a todo.

Pienso que es malo para nuestra ciudad el que continuamente se confunda a los ripenses sobre la política que se realiza en Rivas. No se basa en políticas concretas, sino en las políticas de otros, las de la Comunidad y el Gobierno de España, con críticas destructivas que nunca explican cómo lo harían ellos, ni cómo lo hacen ellos en donde gobiernan: Rivas. Claro, ellos no lo hacen y por eso se ven en la tesitura de siempre hablar de los otros, y cuando lo hacen es únicamente de forma publicitaria. Lo dicho, nuestro municipio está más necesitado que nunca de posturas positivas.

Anuncios