Estamos viviendo en los Plenos Municipales de esta legislatura situaciones que pueden calificarse de surrealistas. Mientras el gobierno de IU no llega a ningún acuerdo con los sindicatos para firmar el convenio de los trabajadores municipales, presentan junto al PSOE en el último Pleno de octubre una moción conjunta a favor de la huelga general del día 14 de noviembre.

Ya venimos criticando en nuestros comunicados que el gobierno de IU no hace otra cosa que echar balones fuera y no dedicarse a lo que realmente le compete: la solución de los problemas de Rivas, nuestra ciudad. Prefieren siempre culpabilizar a otros de todos los males del mundo, olvidando sus responsabilidades de gobierno y sobre todo, desviando la atención a la ciudadanía sobre sus obligaciones.

Lo realmente surrealista que vivimos fue la discusión que mantuvieron para saber quién era más de izquierdas, culpabilizando, al igual que lo hicimos nosotros, IU al PSOE de la situación actual que atraviesa España. Mientras discutían acaloradamente quién representa a la verdadera izquierda, todos los presentes nos preguntábamos que Grupo Municipal de izquierdas se había tenido que tapar más las narices a la hora de llevar la moción al Pleno.

Desde el Grupo Municipal Popular entendemos que es hora de trabajar todos por el bien común de Rivas. La situación es complicadísima a nivel nacional, y ahora más que nunca la ciudadanía tiene que vernos unidos para solucionar las dificultades que a todos nos competen. No es la primera vez que hablo en estas líneas de que es hora de buscar los puntos que nos unen y no los que nos separan. Sólo saldremos de ésta crisis si somos todos capaces de trabajar conjuntamente para hacer una España mejor, y reformar coherentemente todo lo que no funcione; no por nosotros, sino por el bien de las generaciones futuras.

Mientras la izquierda sólo busca la división y siempre con la finalidad de sacar un provecho electoral de sus planteamientos; pienso que es hora de arrimar el hombro, de hacernos partícipes de la confianza que nos dieron los ripenses, y de poner sobre la mesa y negociar lo que convenga, no para el beneficio una parte del electorado de nuestra ciudad, sino para el conjunto de la misma.

Creo que es momento de pensar a lo grande, y dejar las discusiones de patio de colegio para momentos mejores; nosotros, el Grupo Municipal Popular de Rivas estamos en otra línea y queremos trabajar por y para todos los vecinos. No nos gustaría que los Plenos Municipales se convirtieran en el lugar dónde cada uno mira su ombligo y defiende sin sonrojo: “nosotros somos más de izquierdas que vosotros”, sino el lugar de encuentro de los responsables políticos que representan a ciudadanos con problemas reales.

Una izquierda desnortada tiene la responsabilidad de tomarse en serio los problemas de los ripenses, y no ser el impedimento de la solución de los mismos. Nos tendrán a su lado, siempre y cuando se dediquen a gobernar con eficacia y coherencia la ciudad que gobiernan, Rivas; y dejen de dar bochornosos espectáculos a los ripenses sobre el pedigrí de su ideología.